Home » Noticias » ¿Se puede fumar después de una extracción ...

21 Nov ¿Se puede fumar después de una extracción dental?

Según la Organización Mundial de la Salud, el tabaco mata a más de 7 millones de personas al año. Esta cifra es solo la confirmación de algo que prácticamente todos sabemos: que el tabaco es una gran amenaza para nuestro bienestar y que, fumar está entre los hábitos más perjudiciales para nuestra salud.

De hecho, su incidencia negativa está demostrada en diferentes patologías y enfermedades. Algunas de ellas están, precisamente, relacionadas con los dientes y es que el tabaquismo influye en nuestra salud oral y es especialmente perjudicial cuando se realiza alguna intervención quirúrgica.

Esto ocurre porque las sustancias tóxicas que forman el tabaco dañan directamente las encías, los dientes y la lengua, contribuyendo así al desarrollo de todo tipo problemas en la boca.

¿Cómo se manifiestan estos problemas?

Desde un cambio en el color de los dientes a un tono amarillento hasta la reducción de los sentidos del gusto y el olfato o la halitosis. Sin embargo, en pacientes fumadores, el tabaco también produce enfermedades periodontales –como la gingivitis–, eleva la tasa de fracaso de los implantes dentales, reduce la eficacia de las cirugías y complica las extracciones dentales.

Esto último es, precisamente, una de las principales preocupaciones de muchos pacientes que acuden a las consultas odontológicas y que se preguntan qué pautas deben seguir respecto al tabaco antes y, sobre todo, después de una extracción dental. Por esta razón, aunque fumar se desaconseja en cualquier circunstancia, en el caso de las exodoncias, esto debería cumplirse sin condición, especialmente en el postoperatorio.

Y es que no fumar tras la extracción dental es uno de los cuidados fundamentales. Se debe evitar el tabaco al menos en las 48 horas siguientes a la cirugía. Los cigarrillos contienen multitud de tóxicos que pueden provocar una infección en la zona tratada, además, el tabaco es un mal hábito que aumenta la temperatura de la zona lo que puede terminar por disolver el coágulo.

fumar-despues-extraccion-dental

Si eres fumador, además de evitar el tabaco deberás cepillar la zona a conciencia. Siempre con precaución y sin tocar la zona afectada con el cepillo. Un colutorio sin alcohol puede ser un gran aliado para hacer enjuagues bucales y así mantener la herida limpia.

Sobre las recomendaciones pre operación, será el dentista el que indique qué pautas seguir, aunque en líneas generales estas suelen basarse en evitar comidas pesadas, la toma de antibióticos y no tomas bebidas alcohólicas.