Home » Noticias » Odontología digital: qué es y para qué sir...

17 Jul Odontología digital: qué es y para qué sirve

odontologia-digital

 

La odontología digital es, hoy en día, una herramienta de trabajo que tiene muy buenos resultados para los dentistas, pero ¿en qué consiste exactamente? Cuando hablamos de digitalizar la clínica dental nos estamos refiriendo a realizar un flujo de trabajo digital y esto solo lo podemos conseguir si disponemos de tres herramientas:

 

  • un escáner intraoral
  • un equipo de radiografía en 3D
  • un escáner facial (opcional)

 

Estos objetos son necesarios ya que cada uno tiene una funcionalidad clave en todo el proceso. El escáner intraoral, por ejemplo, es la herramienta que lee los dientes y/o implantes dentro de la boca y los proyecta en la pantalla del ordenador. Las radiografías en 3D, por su parte, son aquellas que nos permiten visualizar el hueso del paciente en 3 dimensiones, comúnmente se conocen como TAC. Al emplearlas a la vez, estas dos herramientas nos permiten relacionar el hueso y los dientes del paciente. Así pues, obtenemos toda la información necesaria para poder planificar tratamientos dentales.

 

El presente de la odontología digital

Lo cierto es que en la actualidad prácticamente cualquier tratamiento de nuestra especialidad se puede llevar a cabo digitalmente. Es por esta razón que podemos afirmar que la odontología digital tiene muchas y diversas indicaciones. Desde la planificación de casos hasta el diseño de una sonrisa. También permite realizar la guía quirúrgica para la colocación de implantes, la provisionalización inmediata, las impresiones para coronas sobre dientes, sobre implantes y para carillas. También es útil en tratamientos de ortodoncia.

Sin embargo, una de las aplicaciones más atractivas de la era digital en la odontología es la cirugía de colocación de implantes guiada por ordenador. El objetivo de este tipo de técnicas es conseguir una colocación de implantes más precisa y de forma mínimamente invasiva.

 

odontologia-digital-proceso

 

¿Cómo es el flujo digital?

Este proceso se lleva a cabo a través de 5 pasos básicos.

  1. Planificación del caso
  2. Ejecución de la cirugía de implantes
  3. Impresiones sobre implantes con escáner
  4. Diseño de la prótesis digital y fabricación
  5. Colocación de la prótesis definitiva

 

El proceso comienza con un estudio preoperatorio meticuloso, que incluye al menos un escáner intraoral y una radiografía 3D.  Como decíamos al principio, esta información es suficiente para poder hacer una valoración completa realizada por un dentista profesional con un gran nivel de formación y experiencia en estas técnicas. Durante este estudio se decide la forma y posición final de los futuros dientes y, en base a ello, y a las características del hueso alveolar, se realiza un estudio de cirugía virtual en el que el dentistas selecciona los emplazamientos ideales y coloca los implantes en un modelo 3D. Esto se conoce como fase de planificación de implantes.

Hecho esto, hemos de llevar esa planificación a la boca del paciente confeccionando una guía o plantilla quirúrgica. Estas técnicas permiten además preparar la prótesis provisonal con más rapidez y en muchas ocasiones colocar los implantes sin apenas hacer incisiones y suturas.

Es muy importante tener en cuenta que la cirugía sin incisiones es más compleja que la cirugía de implantes convencional, en la que la encía se separa del hueso y al cirujano le es más fácil orientarse durante la intervención; por lo que los cirujanos que hacen técnicas mínimamente invasivas tienen que estar más formados y tener más experiencia.

La odontología digital nos proporciona más información, más facilidad de trabajo a los dentistas y, por lo tanto, más precisión al trabajar. Como consecuencia ofrecemos mejores resultados a nuestros pacientes.