Home » Noticias » Implantes dentales de titanio: qué son y qu...

29 Oct Implantes dentales de titanio: qué son y qué propiedades tienen

Son la solución más frecuente cuando se trata de remplazar una pieza dental y es que los implantes de titanio tienen un alto nivel de biocompatibilidad con los tejidos humanos. Esto es gracias a su aleación metálica que es resistente a la corrosión que ejercen los fluidos corporales sobre los metales.

Es cierto que existen otros materiales adecuados para la fabricación de implantes. Sin embargo, los de titanio, por sus escasas probabilidades de rechazo por parte del organismo, unidas a su capacidad para adherirse al hueso de forma que el implante permanezca fijo e inmóvil –esto es lo que se conoce como osteointegracióny su extrema dureza se han convertido en el material elegido para realizar la gran mayoría de intervenciones con implantes dentales.

¿Para qué sirve un implante dental de titanio?

Su dentista le recomendará esta solución odontológica si ha perdido una pieza o varias piezas dentales. Y es que, sustituir la raíz de los dientes perdidos y hacer de base y anclaje para una prótesis dental fija es la función principal de los implantes dentales de titanio. En el caso de tener que remplazar todo el arco dental se colocarán varias piezas de titanio en diferentes ubicaciones de la boca.

¿Cómo se colocan los implantes dentales?

El proceso de colocar un implante de titanio puede durar entre 6 semanas y 3 meses y requerirá de varias sesiones con su especialista ya que el proceso se divide en 2 etapas.

El primer paso será colocar el implante de titanio dentro del hueso maxilar. Esto se realiza en una intervención ambulatoria con anestesia local. Esta fase es clave ya que se está implantando la pieza que servirá de apoyo y fijación de la prótesis. 

Entonces tendrá lugar el proceso de osteointegración y cicatrización. El implante quedará a nivel de la encía con un tapón de cicatrización. Aunque la duración de este proceso dependerá de cada paciente, hay factores que pueden llegar a condicionarlo como la calidad y la cantidad de hueso o las particularidades sistémicas de cada uno. En general suele durar entre 6 y 8 semanas.

Una vez se haya producido la osteointegración su dentista ya podrá pasar a colocar la prótesis definitiva. Antes, el paciente se habrá sometido a una serie de pruebas que tienen el objetivo de confeccionar una prótesis a medida. Una vez se ha creado, esta se coloca para sustituir la pieza o piezas que faltan.

El último paso del proceso de colocar un implante dental de titanio es el seguimiento y las revisiones periódicas con su especialista. Acudir al dentista con frecuencia es clave para cualquier paciente, pero en el caso de los que se han colocado un implante dental, todavía lo es más.