Home » Noticias » ¿Cuando fracasa un implante dental, qué hac...

16 May ¿Cuando fracasa un implante dental, qué hacemos?

Los fracasos de implantes dentales pueden clasificarse como fracasos tempranos y fracasos tardíos en función de si ocurren antes o después de la colocación de la prótesis. La osteointegración es un término histológico que clínicamente atribuimos a la unión estructural y funcional del implante y el hueso. Un implante fracasado de manera temprana no está osteointegrado y por ello se mueve o presenta una imagen radiolúcida (sombra) a su alrededor en la radiografía.

Los factores que afectan al fracaso de un implante son variados: estado sistémico del paciente, hábitos, diseño del implante, posición del implante, calidad de hueso y técnica quirúrgica.

Los implantes afectados por periimplantitis, infección de los implantes dentales, suelen ser fracasos tardíos y también pueden ser candidatos de ser retirados en función de la pérdida de hueso y el estado clínico de la zona. Se puede tratar la periimplantitis mediante tratamientos no quirúrgicos o tratamientos quirúrgicos. Si no están indicados o el implante no mejorará de forma fiable, estos tratamientos, el implante debe ser retirado.

Ante el fracaso de un implante dental, el clínico debe plantearse un plan de tratamiento pensando en si va a reponer o no el implante. Cuando un implante dental fracasa, la opción de tratamiento más comúnmente escogida es la colocación de otro implante. Si se realiza en los tiempos adecuados el resultado final será similar al plan de tratamiento inicial sin necesidad de variar la prótesis planificada.

En el caso de que se decida colocar otro implante es necesario valorar la cantidad de hueso remanente ya que influirá en el tipo de tratamiento y el tiempo de colocación del implante. Si al retirar el implante queda suficiente hueso se puede colocar otro implante de un diámetro y longitud superior. En este caso, esperar a colocar el implante y no realizarlo de forma inmediata no aporta ningún beneficio en cuanto a la supervivencia del implante. Si no se puede colocar el implante en el momento de retirar el fracasado, el hueso debe cicatrizar durante dos meses y colocar el implante en ese momento valorando la necesidad de regenerar parte del hueso reabsorbido.

fracaso-implante-dental

En situaciones en las que la pérdida de hueso es muy grande y no es posible colocar el implante será necesario regenerar la zona del defecto óseo y colocar el implante una vez se haya regenerado el hueso.

Otra alternativa es colocar el implante en una posición vecina a la original. Se valora esta opción cuando la zona del implante ha perdido mucho hueso. En los casos en que se pierde un implante en una rehabilitación con varios implantes, si la prótesis no lo requiere no es necesario reponer el implante. La prótesis debe poderse realizar correctamente con los implantes restantes.

Otra situación que puede darse es que el paciente no quiera colocarse otro implante. En ese caso las posibles alternativas pasan a ser las mismas que en un paciente con un tramo edéntulo. Se pueden colocar prótesis fijas sobre dientes, prótesis removibles o en el caso de que el paciente rechace cualquier opción, se dejaría el espacio edéntulo sin rehabilitar.