Home » Anestesia y sedación

Anestesia y sedación

El importante avance en las técnicas de cirugía oral e implantología ha ido acompañado de la introducción de la práctica anestésica que permite modificar un procedimiento quirúrgico que podría ser desagradable en una experiencia confortable.

Las técnicas de sedo-analgesia para cirugía oral son un conjunto de recursos realizados por un médico especialista en anestesiología que consisten en una combinación de sedación suave, ansiolisis y amnesia que permiten disminuir la tensión y ansiedad que algunas intervenciones odontolológicas pueden producir en los pacientes. Son muchas la cirugías que pueden beneficiarse de esta técnica anestésica como la cirugía de implantes, cirugía periodontal, entre otras.

anestesia-sedacion

Contacte con nosotros

He leído y acepto la política de privacidad

La sedación consciente es capaz de ajustar de manera cómoda una amnesia y analgesia adecuada junto con un nivel de conciencia que permita responder órdenes sencillas (abrir la boca, girar la cabeza,… …) sin que se afecte en ningún momento el bienestar ni la seguridad del paciente. Además, la cooperación del paciente durante el procedimiento proporciona las condiciones necesarias para que el odontólogo realice su tarea con más agilidad y rapidez.

En principio el anestesiólogo, mediante la visita preoperatoria, valora la historia clínica y cualquier patología intercurrente que padezca el paciente (hipertensión, diabetes, cardiopatía, ….) y la medicación habitual que pueda tomar. En su transcurso se le explicará cómo se realizará la sedación valorando de manera particular las necesidades de cada persona. En la misma, se acuerda y se firma su consentimiento informado para la sedación. Después se le informa de las normas de ayuno a seguir según el horario de la cirugía así como la premedicación que se le aconseja. La presencia del anestesiólogo durante la cirugía monitoriza las constantes vitales (tensión arterial, frecuencia cardiaca y saturación de oxígeno), ajusta la sedación del paciente y proporciona el escenario necesario para que el odontólogo trabaje cómodo mientras el paciente se siente tranquilo.Esta monitorización permite adecuar la profundidad de la sedación a lo largo del procedimiento.

Al finalizar la cirugía el paciente será capaz de marchar a su domicilio acompañado y sin dolor. Se le prescribirán fármacos analgésicos, antibiótico y antiinflamatorios junto con normas dietéticas para hacer más fácil e indoloro el postoperatorio.

La anestesia local

Hace ya más de cien años que se introdujo la anestesia local en las consultas odontológicas. Hoy en día, las opciones para anestesiar son muy variadas para poder asegurar la seguridad y la comodidad del paciente. Para la administración de anestesia local se utiliza un cartucho, una jeringuilla y una aguja que es de un solo uso. Es esencial conocer la gran variedad de anestésicos, las técnicas que existen para administrarlos y las situaciones de emergencia o posibles reacciones que pueden ocasionar su administración.

La anestesia tópica se utiliza para reducir las molestias que pueda ocasionar la inyección. Actúa adormeciendo la superficie de la membrana mucosa o tejido blando sin tener efecto sobre los dientes o estructuras óseas.

El objetivo de la anestesia local es reducir el dolor y la ansiedad del paciente durante el tiempo que dure el tratamiento. El comienzo del efecto de la anestesia puede verse afectado por diferentes factores. El más significativo es el pH. Junto con fármaco que hará el efecto anestésico se inyectan otros productos para favorecer sus efectos. Por ejemplo, en muchos casos, se combina con un vasoconstrictor que provocará la contracción de los vasos reteniendo durante más tiempo la anestesia y alargando la durada de su efecto. Otro de estos elementos es el cloruro de sodio que ayuda a que el anestésico entre en el interior de los vasos sanguíneos.

Tipos de inyecciones

Existen dos tipos principales de inyecciones. En un caso se duerme una zona entera de la boca como por ejemplo un lado de la mandíbula y en el otro se duermen áreas pequeñas y localizadas.

En muchos casos, el dolor que se siente al administrar la anestesia no está causado por la aguja al inyectar el anestésico sino por la presión del líquido que penetra en el tejido.

La sedación

La sedación consiste en la administración de medicación para calmar al paciente durante el tratamiento dental. Existen diferentes niveles de sedación. La sedación puede ir desde tener el paciente despierto pero relajado o a tenerlo completamente inconsciente (anestesia general). Existen diferentes tipos de sedación en función del nivel de sedación que se quiera aplicar. En primer lugar, para una sedación mínima, se utiliza óxido nitroso inhalado a través de una máscara. Para un mayor grado de sedación, se administra el fármaco por vía intravenosa. Independientemente del tipo de sedación utilizado, se usa igualmente anestesia local para adormecer la zona que se va a tratar y eliminar cualquier molestia o dolor.

Preguntas frecuentes

¿Tienes alguna pregunta?

Si este tratamieto te genera alguna duda indícanosla enviando un correo a info@nartclinicadental.com

Gracias por tu colaboración

Avalados por los más prestigiosos organismos certificados